¿Estás buscando desarrollar tu página web de forma barata?

Es importante que sepas que hacer un sitio de bajo costo resulta contraproducente, y a la larga, más caro.
Analicemos algunas de las razones por las cuales una empresa suele buscar un desarrollo barato de su página web:

1.) Tiene poco presupuesto.
Esta es la razón más común por la cual una persona / empresa busca un desarrollo barato para su proyecto web. Así buscan desarrolladores económicos sin considerar la mala calidad del desarrollo y los efectos negativos que esto pueda tener.

2.) El cliente tiene un negocio pequeño y no considera importante su página web.
Muchos negocios pequeños no consideran importante tener un sitio web para obtener más ingresos. La realidad, sin embargo, es que una página bien diseñada e implementada, para una pequeña empresa, puede ser el mejor canal de ventas; mucho más de lo que ellos piensan.

3.) El cliente vende a través de medios sociales.
Muchos pequeños negocios basan su presencia y sus ventas a través de medios sociales, sobre todo Facebook, Google Ads e Instagram y piensan que invertir en una página de Internet no es necesario o más bien es demasiado costoso. La verdad es, que a pesar de que la presencia en todos los medios sociales es muy importante, sin el cimiento o la base de una página empresarial y profesional, mucho esfuerzo, tiempo y dinero se van en vano.

4.) El cliente piensa que encontró una persona o una agencia perfecta y económica para tener presencia en Internet.
Muchos desarrolladores web prometen diseñar un sitio de buena calidad a muy bajo costo, sin embargo, muy pocos cumplen lo prometido.

Entendemos que tener un sitio web pagando poco por ello es tentador, pero antes de tomar una decisión de negocio tan importante para tener la mejor presencia en Internet posible te recomendamos que sigas leyendo:

¿Cómo es que algunas agencias web pueden ofrecer un desarrollo web tan barato?

Piénsalo un momento:

El desarrollo web es una industria muy competitiva. Inclusive algunas agencias de diseño tienen que competir todos los días para conseguir clientes nuevos y por ende ofrecer su mejor servicio al mejor precio posible.

¿Entonces por qué algunas agencias o desarrolladores web trabajan por un precio tan bajo?

1.) Muchos hacen un “outsourcing” pagando a alguien más para realizar esos proyectos que no les conviene económicamente hablando.
Esto no es necesariamente malo, hay buenos desarrolladores en todo el mundo, sin embargo, en la mayoría de los casos se pasa el proyecto a desarrolladores de poca calidad profesional y por ende muy barato. ¿Te arriesgarías a ser uno de esos casos?

2.) No se preocupan de la calidad interna del sitio web.
Hay mucho trabajo muy importante dentro de un sitio web, aunque el cliente no lo vea por fuera. Desarrolladores de poco perfil y calidad ignoran este hecho y no ponen énfasis en todos los requerimientos. Por consecuente el sitio no está bien desarrollado.

3.) Utilizan “templates” prefabricados de bajo costo.
La mayoría de los sitios web baratos son construidos sobre un “template” que el desarrollador compra ya hecho y únicamente lo adapta gráficamente.
El desarrollador trabaja sobre este “template” con algunos elementos gráficos y se lo vende a sus clientes como un sitio web completo. Por consecuente y a pesar que algunos “templates” están bien hechos, los sitios web se ven poco profesionales y originales, además de que no garantizan la calidad necesaria para tener éxito en la web.

4.) No se ocupan por el SEO – optimización para motores de búsqueda (Google).
Uno de los factores más importantes para que un sitio web sea indexado por Google, Bing, etc, es la optimización para motores de búsqueda. Esto incluye las palabras claves, títulos de las páginas y el “copy” (textos en el sitio); además de la velocidad del sitio y cientos de factores más. Es una de las tareas más importantes para que un sitio web tenga éxito.

5.) El sitio y su estructura no son escalables.
Un sitio web exitoso no es una inversión de una sola vez.
A través del tiempo, su negocio, su competencia y los mercados cambian y el sitio web requiere, a la par, ajustes, mejorías y cambios…
Los sitios web baratos no ofrecen las opciones que se necesitan para poder adaptarlas en un futuro cercano y por consecuencia van quedando obsoletas con el paso del tiempo.

6.) La agencia ofrece poco soporte post-venta, a veces nulo.
Después de que el sitio web fue entregado al cliente, se seguirán presentando situaciones en las cuales habrá que hacer ajustes para lo cual se requiere una estrecha comunicación con el equipo de soporte.
La gran mayoría de los desarrolladores de bajo costo no ofrecen este servicio, en realidad no les interesa esta etapa. Cobraron barato y el trabajo está terminado así que el soporte a mediano y largo plazo ni siquiera está considerado.

Algunos problemas con los cuales te puedes enfrentar al elegir pagar poco por tu proyecto web:

1.) Un desarrollo pobre te hará perder clientes.
Una página web es mucho más de lo que se percibe a simple vista. Si tu sitio no tiene una interfase ni adecuada ni funcional, perderás clientes potenciales y no lograrás alcanzar las metas deseadas.

2.) Los sitios web de bajo costo carecen de la funcionalidad adecuada y no ofrecen la velocidad suficiente.
Estos sitios no están optimizados; muchas veces no cuentan con una estructura de código fuente adecuada. Cuando en el futuro es necesario agregar nuevas funcionalidades puede ser muy difícil cumplir con lo requerido. A mediano y largo plaza costará mucho más dinero por no haberlo hecho bien desde el principio.

3.) El sitio no se destaca de la masa.
Sitios basados en los “templates” prefabricados que ya mencionamos, los hace ver iguales a los miles de sitios que ya están en la web. Un sitio genérico hace que todo luzca muy simple, sin distinción o identidad propia. Así es difícil destacar ante la competencia. Tu sitio necesita ser único, con una imagen auténtica y original.

4.) El sitio difícilmente va a ser indexado por parte de Google u otros motores de búsqueda en Internet.
Por falta de atención a la optimización de buscadores de Internet, el sitio no genera tráfico orgánico.
La única alternativa es gastar mucho dinero en Google Ads, Facebook, Instagram, etc, y esto finalmente cuesta mucho más  que hacer un sitio bien hecho desde el inicio, pagando lo justo.

5.) El sitio carece de seguridad.
Los diseñadores de sitios web baratos no ponen atención a la seguridad de la página web y esto la hace muy vulnerable para ser hackeada. Cuando esto sucede, se corre el riesgo de perder toda la inversión.

6.) Problemas no resueltos con el soporte postventa.
Al haber vendido el desarrollo a bajo costo, el diseñador web ya no se preocupa por asuntos que puedan surgir una vez lanzado el sitio. Por decirlo de alguna manera, te dejan solo.

Un sitio web barato siempre resulta mucho más caro a corto o mediano plazo.

Parece ser contradictorio, pero es verdad.
Mantener un sitio barato, de baja calidad involucra muchos más problemas de lo que uno se pudiera imaginar.
Seguramente has visto sitios mal configurados, como, por ejemplo: elementos mal alineados en los teléfonos móviles, falta de guía para navegar, lentos en cargar y en su navegación en general, etc.

Desarrolladores poco profesionales insisten a sus clientes en hospedar su sitio web en su propio servidor, ofreciendo cuentas de emails gratuitos en servidores poco confiables, lentos y sin esquemas de seguridad. Esto es inconveniente porque como cliente pierdes control sobre tu página web y sobre tus correos electrónicos. Nosotros en cambio te sugerimos un proveedor adecuado para el hospedaje; sí nos encargamos de configurarlo y mantenerlo, pero el control total lo tienes tu.

Ajustando errores de tal magnitud finalmente te costará mucho más dinero y la falta de soporte te hará perder credibilidad en tu proyecto web.

Gastar en medios sociales, Google Ads, Facebook, Instagram, etc. te costará mucho más dinero que desarrollar un sitio web profesional desde el principio, uno que realmente genere tráfico en forma orgánica y gratuita.

Eventualmente tu sitio requerirá ayuda de una agencia profesional, la cual te recomendará un completo rediseño, casi siempre partiendo de cero.

Resumen: todo este proceso de crear un website profesional desarrollado por profesionales, finalmente saldrá más económico que trabajar con gente que cobra menos pero no tiene el conocimiento necesario.

¿Qué deberías hacer?

Una agencia de desarrolladores profesionales, que comprenden tus necesidades, podrá decirte desde el principio qué tipo de web requieres y te acompañarán desde el inicio hasta el final, hasta que el proyecto ya esté dando resultados.

Una agencia profesional y ética no te cobrará por funcionalidades que no requieres, pero tampoco te ofrecerán el precio más bajo del mercado.

Sugerencias para encontrar la agencia de desarrollo web más adecuada para tu proyecto.

1.) Evita agencias / programadores que te ofrecen paquetes.

2.) Revisa su portafolio y analiza si hacen el tipo de trabajo que tu empresa requiere.

3.) Asegúrate de que la agencia tenga experiencia en negocios en general, que entienda tu proyecto y lo que quieres lograr.

4.) Ponte en manos de una agencia que haga mucho énfasis en la parte de SEO – optimización para motores de búsqueda (Google, etc.) para que tu sitio esté indexado de la forma más rápida y que tus  posibles clientes lo encuentren fácilmente.

5.) Busca compañías que te ofrecen un soporte de excelencia. Recuerda que es necesario seguir contando con el apoyo del desarrollador una vez listo el sitio.

Sumario:

Si estabas pensando contratar una web barata; es tiempo de pensarlo de nuevo.

Lo más sabio es contratar a alguien que entienda tu negocio, provea un excelente soporte y con el que puedas contar en el futuro.

Una agencia que te vende barato desde el inicio, finalmente te va a costar más caro en el futuro; piensa también en las oportunidades perdidas y en la falta de resultados durante todo ese tiempo.

El dinero que gastas en el desarrollo en tu sitio web es una inversión.

Puedes asegurar tu inversión y multiplicarla escogiendo una agencia que sea responsable y que sepa lo que hace.

barato sale caro