Cuando se trata de diseño web, vemos expresiones técnicas que pueden resultar muy confusas para quienes no son expertos en esta área, especialmente cuando hablamos de diseño UI/UX o en su traducción interfaz de usuario y la experiencia de usuario, ya que ambos términos comparten ciertas cosas sin ser exactamente lo mismo. Así que decidimos escribir este artículo para que puedas entender de manera fácil y rápida lo que hace diferente a un término del otro y cómo se relacionan entre ellos.

¿Qué Es UI?

Empecemos por lo que nos dicen las siglas IU (UI – user interface en inglés): interfase de usuario. ¿Y qué es eso? ¡Sencillo! Es absolutamente todo lo que tiene que ver con el “look” que quieres para tu página. Los encargados de hacer este trabajo son los diseñadores gráficos (o agencias de diseño), quienes eligen cada detalle y elemento que va a ser visto en cada layout, desde los colores que convienen, el tipo de fuente que va de acuerdo a tu estilo, el texto, las transiciones y animaciones que hacen la navegación más dinámica, hasta las figuras de cada botón en los que se puede hacer clic. Así que, en resumen, UI se refiere a todas las interacciones visuales que son posibles en tu sitio web. Tiene todo que ver con lo estético; por supuesto que esto tiene que ir de la mano con lo funcional, pero es indispensable que la interfase sea atractiva y estimulante y, sobre todo, que el diseño esté pensando para transmitir específicamente la personalidad que tú deseas.

¿Qué Es UX?

De ahora en adelante, cuando veas estas dos iniciales (UI – user experience – en inglés) sabrás que se está hablando de -la experiencia del usuario-.

La experiencia que tiene el usuario se determina por la forma en la que es posible interactuar dentro de ella. Como seguramente has notado muchas veces, hay sitios en los que se navega de forma ágil sencilla, casi intuitiva. Te aseguro que también has entrado a muchos que inmediatamente te hacen sentir confundido, perdido o aturdido; la mayoría de las veces terminas cerrando la página sin haber tenido acceso a la información. Así que este término nos habla de la eficiencia que una página debe tener para que al interactuar con ella no se sienta dificultad alguna y la experiencia sea agradable y fluida.

¿Por qué pueden generar tanta confusión estos dos términos?

Porque los diseñadores que están a cargo de la experiencia del usuario -UX- también se encargan de la aplicación de interfase de usuario.  Pero, mientras los diseñadores UI tienen como labor decidir la parte estética y visual, los diseñadores UX determinan la forma en la que la interfase de usuario va a operar. A esto se le conoce como estrategia UX ya que construyen la estructura y la funcionalidad de la interfase. Con esto nos referimos a la organización y a la forma en la que todas las partes se relacionan entre sí.

¿Cómo se entrelazan?

El proceso es sumamente colaborativo. Mientras el diseño de UX se está llevando a cabo para que la interfase ponga a disposición del usuario toda la información importante y necesaria, el desarrollo del diseño de UI trabaja de cerca para decidir cuáles son las formas ideales para que todos los elementos aparezcan en la pantalla atrayendo y manteniendo la atención de quien está navegando. En caso de hacerse algún cambio durante el proceso, ambas partes deben adaptarse.

La importancia de la investigación.

Es necesario que desde las dos áreas se explore e indague a profundidad, recolectando y analizando toda la información posible sobre los servicios que el cliente desea ofrecer en el sitio. Las dos áreas de diseño deben hacer un estudio sobre lo que gusta a los usuarios y lo que éstos esperan y buscan al entrar a sitios de ese tipo.

Es común que durante este proceso se generen mapas del sitio y wireframes para poder medir la funcionalidad y probar las distintas versiones, plasmando el “look and feel” que se pretende lograr y que va a preferir el usuario.

En la investigación de la UI- interface de usuario- tenemos que estar seguros de que el lenguaje visual vaya de acuerdo con los usuarios que buscan ese tipo de producto o servicio. Lo que intentamos es predecir la expectativa de quién va a navegar en ese sitio web.

Parte de este conocimiento lo da la misma experiencia de desarrollo de sitios web, conociendo cada vez mejor qué es lo que buscan las personas, indagando qué tipo de diseño es más digerible y convierte más. El diseñador podrá explorar su creatividad y plasmar ideas visuales que le gusten estéticamente, sin embargo, debe seguir ciertas reglas básicas y mantenerse también en lo que funciona, más allá de que sólo sea agradable a la vista.  En resumen, lo que se busca es un balance perfecto.

En el caso de la investigación de la UX- experiencia de usuario – el diseño debe desarrollarse de manera lógica, sin romper con lo comúnmente aceptado. A los usuarios no les gusta cuando la interfaz es muy diferente a lo que están acostumbrados o es distinto a lo que esperaban. Este tipo de diseño está totalmente vinculado a las expectativas del usuario, mismas que se han ido formando con la costumbre de navegar otros sitios, hasta formar un cierto tipo de lógica.

Esto no quiere decir que no se pueda hacer algo novedoso, pero para hacerlo debes tener una buena razón, además de conocer bien al público al que va dirigido. Honestamente, únicamente algunas empresas pueden darse el lujo de hacer algo muy distinto y aún así tener éxito.

Dos tipos de diseño que trabajan en armonía. 

Aun cuando cada tipo de diseño tiene sus propias características y una serie de habilidades, se necesitan el uno al otro para crear algo integral. De nada serviría un desarrollo web estéticamente perfecto si la interfaz es confusa o entorpece la navegación o, por el contrario, que sí funciona esta interface, pero estéticamente no invite a los usuarios a navegarlo y lo convierta en una experiencia desagradable.

Alinear los objetivos con cada tipo de experiencia de diseño genera resultados increíbles. En cada sitio lo que buscamos es el equilibrio perfecto para convertir a tus usuarios en clientes potenciales.

Artículos relacionados

  • Esto es lo que puede suceder si tu página web es demasiado lento:Una velocidad de carga lenta en una página web provoca una disminución de conversiones de contactos, ventas y una genera una pérdida general de…

  • SEO on-page (Search Engine Optimization en página) son las tácticas básicas para la optimización de motores de búsqueda, tales como: usar palabras clave en el título de tu sitio web, la optimización de la meta descripción,…

  • ¿Qué tan atractivo es tu sitio web? Actualmente, los visitantes de un sitio esperan un diseño y contenido atractivo. Hay sitios que ya son obsoletos, quizá porque se desarrollaron hace mucho tiempo, cuando no tenía tanta…